La Historia de la Moda Sostenible

Actualizado: jul 24

LA MODA SOSTENIBLE A TRAVÉS DEL TIEMPO


La moda sostenible a menudo es sinónimo de gran diseño, desarrollo, producción y uso de textiles, haciendo hincapié en la interconexión. En pocas palabras, crea un producto valioso no solo para el consumidor, sino también para el planeta.



Pintar la imagen completa de la moda sostenible requiere analizar detenidamente los diversos factores socioeconómicos que se atribuyen a su surgimiento. Hasta la década de 1950, la producción de ropa consistía en gran medida en un enfoque personalizado y a medida. Las prendas en ese momento tenían un precio comparativamente más alto, y el status quo invariablemente poseía menos. El proceso de producción más lento también informó un ciclo de tendencia mucho más largo, por lo tanto, calmó el apetito del consumidor por lo último y lo mejor. Durante la Segunda Guerra Mundial, la campaña de hacer y reparar proliferó como un medio para racionar la ropa. Posteriormente, la era de la posguerra marcó el comienzo de la prosperidad económica. A medida que aumentó el poder adquisitivo de la posguerra, la industria de la moda respondió con la transición hacia la producción en masa.


Las décadas que siguieron yuxtapusieron este período de abundancia, a medida que la comprensión de la humanidad de sus impactos planetarios se profundizó. El libro de 1962 Silent Spring de Rachel Carson, que destacó las devastadoras consecuencias de los pesticidas, promulgó el movimiento ecologista. Además, los movimientos sociales y políticos de la década de 1960 provocaron un cambio en la conciencia pública hacia el igualitarismo, protegiendo las comunidades y los recursos vulnerables.

En cualquier caso, en la medida en que el progresismo aumentaba, también lo hacía el consumismo y la producción textil en alta mar. En 1974, los Estados Unidos, así como otras naciones firmaron el Acuerdo Multifibras (AMF), esencialmente un sistema de cuotas que limita el número de importaciones de prendas de vestir de los países productores de textiles (González, 2015). Esto se utilizó como un medio para proteger los intereses estadounidenses, especialmente para fortalecer su debilitada industria de la confección. Sin embargo, hacerlo aumentó los costos de fabricación nacional, lo que aumentó aún más el atractivo de la ropa más barata. Esto alimentó la globalización, impulsando el statu quo a perder contacto con el proceso de producción de ropa.


No fue hasta la década de 1990 que los grandes minoristas de ropa comenzaron a tener prioridad en las iniciativas de sostenibilidad. Nike, un destacado subcontratista, cambió su imagen después de que una investigación en una fábrica de explotación expuso sus condiciones de trabajo poco éticas. Después de la Cumbre de la Tierra de Río de 1992, marcas como Patagonia y ESPRIT comisionaron la investigación para encontrar alternativas para el suministro de materias primas, especialmente en respuesta a su sobreproducción y consumo excesivo de textiles (Historia de la moda sostenible, 2019).


A medida que se desmoronó el siglo XXI, las innovaciones tecnológicas han informado estrategias basadas en el diseño para mejorar la trazabilidad, acortar la cadena de suministro e incluso reciclar materiales. Impulsar la agenda son principalmente los compradores de la generación del milenio y de la generación Z de la actualidad, que demuestran una inclinación sin precedentes hacia la eco-moda y la defensa del medio ambiente. A medida que los minoristas continúan mitigando su huella ambiental y los movimientos como Slow Clothing y Made in U.S.A.se incrementan, no hay duda de que este movimiento tendrá una tendencia al alza en el futuro previsible.


¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE ESTO HOY EN DÍA?

La moda, el tercer mayor contaminador industrial del mundo, ha sido más lenta que otros sectores para abordar sus impactos ambientales. Además, la inminente crisis climática deja al mundo mirando a este gigante de un sector para realizar cambios significativos. El desastre de Rana Plaza en 2013 en Bangladesh llamó la atención generalizada sobre los peligros de la moda rápida, causando que muchos se separen de las marcas que perpetúan esta tendencia. Y ahora, mientras el mundo lidia con las devastadoras consecuencias de COVID-19, los minoristas se ven obligados a jugar un tira y afloja entre estimular el crecimiento económico y la preservación ecológica.

En los últimos cinco años, el Acuerdo de París de 2015 y la Cumbre de Economías Avanzadas G7 de 2019 ponen de relieve la necesidad mundial de colaborar en la mitigación de la crisis climática. La Carta para la Acción Climática entregada en 2018 instó a que los modelos comerciales y la tecnología existentes sean inadecuados para lograr las reducciones climáticas necesarias para 2030 (Black, 2019). Esto estimula un imperativo

urgente de acción, que va más allá de la mitigación, para ser acelerado y avanzado en todos los sectores industriales.



En última instancia, depende de todos: los minoristas, los gobiernos y los propios compradores hacer cumplir la sostenibilidad y una cadena de suministro más circular. Las marcas mundiales de indumentaria, los mayores perpetradores, deben reinventar sus modelos comerciales para adoptar la circularidad. Hacerlo requiere educación sobre el manejo de la ropa durante todo su ciclo de vida, específicamente durante el cuidado al final de la vida. Curiosamente, estas recomendaciones se hacen eco de los comportamientos de los consumidores existentes en el siglo pasado, lo que indica que no necesitamos buscar soluciones.

Autora: Kristen Tadrous

Editora: Hailey Matarese

Traduccion: Alondra Magana







--------------------------------------


Referencias:


Anon, 2019. Sustainable Fashion History. Finest Fashion Site. Available at: https://finestfashionsite.com/sustainable-fashion-history/ [Accessed July 13, 2020].


Black, S., 2019. Editorial. Fashion Practice, 11(3), pp.275–282.


Gonzalez, N., 2015. A Brief History of Sustainable Fashion. Triple Pundit. Available at: http://www.triplepundit.com/story/2015/brief-history-sustainable-fashion/58046 [Accessed July 13, 2020].


Leibowitz, D., 2019. Guide to Sustainable Strategies. CDFA Guide to Sustainable Strategies. Available at: https://s3.amazonaws.com/cfda.f.mrhenry.be/2019/01/CFDA-Guide-to-Sustainable-Strategies_16.pdf.


Shalev, A., 2019. Sustainable fashion. virtuality.fashion. Available at: https://virtuality.fashion/2019/03/28/sustainable-fashion/ [Accessed July 13, 2020].


0 vistas
La sustentabilidad es una elección

Sea parte de la elección de poner la moda sostenible en el centro de atención. 

Email: info@hechoxnosotros.org

Avenida Boedo 600, Buenos Aires Argentina

Registered NGO with ECOSOC consultative status at the United Nations.

Obtenga actualizaciones mensuales

© 2019 by Hecho x Nosotros   |  Terms of Use  |   Privacy Policy