De una economía hedónica a una economía eudemónica

El hedonismo es una doctrina moral que identifica el bien con el placer, especialmente con el placer sensorial e inmediato. Por otro lado, el eudemonismo o eudaimonismo tiene como característica ser una justificación de todo aquello que sirve para alcanzar la felicidad. Además, el hedonismo busca satisfacer los placeres individuales y egoístas, mientras que el eudemonismo busca promover la felicidad de la comunidad según los principios de la economía regenerativa.


El Profesor Eric Beinhocker (2019), en la presentación “New economic and moral foundations for the Anthropocene” (Nuevos fundamentos económicos y morales para el Antropoceno) organizada por la Universidad de Oxford, citó a Fredric Jameson: “Alguien una vez dijo que es más fácil imaginar el fin del mundo que imaginar el fin del capitalismo.” Beinhocker presentó un gráfico en el cual se plantean los problemas del actual sistema económico, llegando a la conclusión de que se necesita un nuevo modelo, un modelo eudemónico en el cual se puedan satisfacer las necesidades humanas, pero sea a la vez sostenible para el planeta, lo cual presenta un trade-off en el modelo actual.


Beinhocker, E. (2020). El fallo del sistema actual.


Francis Edgeworth, citado por Beinhocker (2019), resumió en 1881 la visión predominante de la economía hedónica: “El primer principio de la economía es que todo agente se mueve únicamente por el interés propio (…). La concepción del hombre como una máquina de placer puede justificar y facilitar el empleo de términos mecánicos y razonamiento matemático en las ciencias sociales.” Entonces, para lograr la trancisión a una economía eudemónica, debemos analizar las bases del sistema actual, es decir debemos enfocarnos en la filosofía moral, la teoría del comportamiento y la teoría económica, y no tanto en las ideologías políticas y económicas.



Una economía eudemónica


Beinhocker indica que economía es un sistema complejo y adaptable que debería seguir los principios de una economía regenerativa. En la misma dirección, Uygar Özesmi (Ashoka, 2020) aboga por una economía circular hiperdiversificada y libre de residuos, un posible modelo de la nueva economía eudemónica. Su ideal es "una economía que sea como la selva amazónica, que esté en armonía con la naturaleza". Del mismo modo afirma que la reducción de la actividad económica puede ser insostenible, pero el impacto ambiental positivo generó más conciencia sobre la necesidad de limpiar nuestra atmósfera. La economía estaba construida, pero alrededor de una sola industria, por eso ahora debemos reconstruirla para que sea mejor para las personas, para el ambiente, que sea sostenible y justa.

Professor Beinhocker (2019) concluye que el objetivo de la economía no es el de maximizar el consumo o el crecimiento del PIB; es solucionar los problemas creando valor. El crecimiento se puede ver como la creación de nuevas y mejores soluciones. Resolver problemas complejos requiere de la cooperación, por lo que las economías prósperas serían aquellas que facilitan la cooperación, siendo la inclusión, la justicia y la confianza las bases principales del crecimiento, con la intención de proteger el medio ambiente. Este es el modelo de economía eudemónica que propone.



Referencias y donde aprender más


Ashoka. (2020). Restoring the economy and environment together. Recuperado el 28/12/2020 de https://medium.com/change-maker/restoring-the-economy-and-environment-together-7eb1d6e1aecf

Beinhocker, E. (2019). New economic and moral foundations for the Anthropocene. Recuperado el 26/12/2020 de https://podcasts.ox.ac.uk/new-economic-and-moral-foundations-anthropocene

Imágen


Beinhocker, E. (2019). New economic and moral foundations for the Anthropocene. Recuperado el 26/12/2020 de https://podcasts.ox.ac.uk/new-economic-and-moral-foundations-anthropocene(Minuto 5:38).

3 views0 comments

Related Posts

See All