DÍA INTERNACIONAL DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LA DIVERSIDAD BIOLÓGICA 2020

Hoy, mostramos gratitud por los diversos entornos naturales que nos otorgan aire limpio para respirar, agua fresca para beber y espacios verdes para disfrutar. Hasta ahora, 2020 nos ha demostrado que somos más dependientes que nunca de ecosistemas sanos y resistentes. En el Día Internacional de las Naciones Unidas para la Diversidad Biológica, tenemos la oportunidad de reflexionar sobre nuestra relación con los diversos ecosistemas de la tierra.


La industria sudamericana de camélidos ofrece una ventana a la importancia de preservar la biodiversidad para las comunidades rurales de todo el mundo. Se pueden encontrar cuatro especies de camélidos sudamericanos (vicuña, guanaco, alpaca y llama) en todo Perú, Bolivia, Chile y Argentina, y cada uno juega un papel clave en la configuración y el mantenimiento de sus hábitats.


A principios del siglo XX, un aumento en la demanda internacional de sus codiciadas fibras condujo a métodos de corte inadecuados, en los que el animal era esquilado con demasiada frecuencia o matado por su pelaje. Estas prácticas, en combinación con la caza y la pérdida de hábitat, causaron que las especies de vicuña estuvieran casi en extinción en la década de 1960. La especie se ha recuperado gracias a los esfuerzos de conservación, y ahora hay aproximadamente 150,000 vicuñas que habitan en Perú.





La biodiversidad se puede encontrar en casi todos los biomas terrestres y acuáticos del planeta. La meseta altoandina de los Andes centrales, o La Ecorregión Puna, es compartida por Argentina, Bolivia, Perú y Chile a una altitud de 3.500-4.000 metros. Su clima frío y desértico está marcado por variaciones extremas de temperatura y sus suelos rocosos dan vida solo a las plantas más resistentes. A pesar de estas duras condiciones, las autoridades han establecido “depósitos de biodiversidad” designados, donde las especies coexisten, compiten y prosperan. Muchas especies notables, como el cóndor andino, llaman hogar a La Puna. Una de las especies de aves voladoras más grandes del mundo, el cóndor andino desempeña un papel importante como carroñero en la cadena alimentaria. Lamentablemente, se ha considerado una especie amenazada debido a la actividad humana.



El manejo adecuado de las poblaciones de camélidos en América del Sur es crucial para garantizar ecosistemas vibrantes que se mantendrán estables en los próximos años. Los ecosistemas naturales existen en un equilibrio perfecto dictado por la naturaleza. Si una especie se sobrepobla, todo el sistema puede verse afectado. Por ejemplo, si los productores de camélidos no pueden ganar un precio justo por su producto en el mercado, pueden verse obligados a criar más animales, lo que aumenta el pastoreo y la erosión de la tierra. Por otro lado, las comunidades no deben ser privadas de sus medios de vida. Por lo tanto, los camélidos han sido y seguirán siendo manejados responsablemente en toda la región de La Puna.


Debido a su alto valor y potencial para el desarrollo socioeconómico, la preservación estricta de las especies de camélidos no es una opción viable. Las comunidades rurales andinas dependen de ellos como una de sus únicas fuentes de ingresos. A través de los esfuerzos de desarrollo de capacidades, animaná, entre otras marcas, ha tratado de llevar estos productos artesanales al mercado internacional de la moda. Al desarrollar la industria de los camélidos, animaná y marcas similares han reducido la migración a las zonas urbanas y han evitado la alteración del ecosistema.


Los esfuerzos modernos de conservación deben tener en cuenta la importancia y el potencial de las asociaciones entre los residentes locales y el estado. Como dice la ONU en el ODS # 13: “Promover un uso sostenible de nuestros ecosistemas y preservar la biodiversidad no es una causa. Es la clave de nuestra propia supervivencia ". Al mantener métodos ancestrales centenarios para mantener la biodiversidad, los humanos y las especies de camélidos continuarán viviendo en armonía.



Autora: Hannah Bobker

Traducción: Alondra Magana

Editoras: Hailey Matarese and Alondra Magana


Referencias:


Maria Ángeles Pérez-Cabal, Fibre production in South American camelids and other fibre animals(2011), http://dx.doi.org/10.3920/978-90-8686-727-1.


Puig, Silvia; Ferraris, Guillermo; Superina, Mariela; Videla, Fernando, Distribución de densidades de guanacos ( Lama guanicoe) en el norte de la reserva La Payunia y su área de influencia (Mendoza, Argentina), https://www.redalyc.org/pdf/428/42801204.pdf


Biodiversity Conservation and Habitat Management - Volume I editado por Franccesa Gherardi, Claudia Corti, Manuela Gualtierii


https://www.solalpaca.com/south_american_camelids

https://www.nationalgeographic.com/animals/birds/a/andean-condor/

https://abcbirds.org/blog/largest-birds-of-the-americas



17 views
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Instagram
  • Twitter

© 2020 by Hecho x Nosotros   |  Terms of Use  |   Privacy Policy

Sustainability is a choice

Be part of the choice to put sustainable fashion in the spotlight.

 

Email: info@hechoxnostros.org

 

Buenos Aires, Argentina

 

Registered NGO with ECOSOC consultative status at the United Nations.